INPE: Sobre Junta Médica para trámite de indulto humanitario

inpe_minjus

En  el  marco  del  trámite  de  indulto  humanitario  presentado  en  favor  del ciudadano Alberto Fujimori Fujimori, interno en el Establecimiento Penitenciario Barbadillo, el Instituto Nacional Penitenciario informa a la opinión pública lo siguiente:

  1. Como parte del trámite de la referida gracia presidencial, la Comisión de Gracias Presidenciales del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos solicitó al INPE los documentos previstos en la normatividad para la respectiva evaluación, así como la realización de la correspondiente Junta Médica Penitenciaria.
  2. Con fecha 21/11/2012, se constituyó en el EP Barbadillo la Junta Médica Penitenciaria, a fin de realizar la diligencia encomendada. Sin embargo, ésta se suspendió debido a la solicitud del interno Fujimori de contar con la presencia de sus médicos tratantes “para absolver cualquier tipo de consulta”. Con fecha 03/12/2012, el INPE derivó esta solicitud a la Comisión de Gracias Presidenciales para su respectiva evaluación.
  3. Posteriormente, la Comisión de Gracias Presidenciales comunicó al INPE que en su sesión del 18/01/2013 se pronunció sobre la solicitud. En tal virtud, la Comisión de Gracias Presidenciales, en su calidad de solicitante de la mencionada diligencia y con el fin de garantizar la objetividad e imparcialidad de la diligencia médica, recomendó al INPE la observancia de los siguientes criterios al momento de la conformación y celebración de la Junta Médica:
    1. No aceptar la participación de médicos tratantes particulares como integrantes en la Junta Médica, dado que en la solicitud de indulto humanitario  consta  el  respectivo  historial  y  la  documentación clínica del solicitante.
    2. De estimarlo pertinente el INPE, considerará la presencia de un médico tratante particular en calidad de observador para asistir al interno   Alberto   Fujimori,   quien   tendría   que   comunicar   la designación a la autoridad penitenciaria.
    3. No  permitir la presencia  de  personas ajenas a  la Junta  Médica Penitenciaria o a las entidades estatales directamente involucradas con el trámite de indulto humanitario, por tener dicha diligencia carácter de reservado.
  4. Acogiendo las recomendaciones de la Comisión de Gracias Presidenciales, y considerando pertinente la presencia de un médico tratante particular en calidad de observador, el INPE comunicó al interno solicitante la necesidad de contar con el nombre del médico que lo habrá de asistir. En consecuencia, el INPE procedió a conformar la Junta Médica Penitenciaria para lo cual ofició al Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas – INEN (dos especialistas en Oncología – Cirugía de cabeza y cuello), al Hospital Arzobispo Loayza (un especialista en cardiología y otro en psiquiatría), al Instituto Nacional de Salud Mental Honorio Delgado – Hydeo Noguchi (dos psiquiatras), y al Instituto de Medicina Legal del Ministerio Público (dos médicos, uno de ellos en la especialidad de psiquiatría), a fin de que designen profesionales para conformar la Junta Médica Penitenciaria junto con tres médicos del INPE, incluido el médico del Establecimiento Penitenciario Barbadillo.
  5. Constituida   el   día   de   hoy   la   Junta   Médica   Penitenciaria   en   el Establecimiento Penitenciario Barbadillo, el interno Alberto Fujimori Fujimori, a través de su abogado, se negó a permitir la evaluación médica mencionando que requiere que sus tres médicos tratantes conformen la Junta Médica Penitenciaria. Ante esta negativa, no se pudo realizar la diligencia médica por lo que se levantó la respectiva acta firmada por los doce médicos que asistieron, dejando constancia de este hecho.
  6. El INPE elevará los actuados a la Comisión de Gracias Presidenciales del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos para su conocimiento formal.
  7.  El Instituto Nacional Penitenciario reafirma su respeto a la normatividad pertinente, el derecho a la salud de todos los internos y su compromiso de mantener informada a la opinión pública de sus acciones.

Lima, 25 de enero de 2013