PCM: Estudio de la OCDE fortalecerá la implementación de un Modelo de Integridad para prevenir la corrupción en el sector público

Estudio propone consolidar el rol de la Secretaría de Integridad Pública de la Presidencia del Consejo de Ministros como articulador y aliado

En un acto protocolar llevado a cabo ayer en Palacio de Gobierno, el presidente de la República, Martín Vizcarra, recibió de parte del Director de Gobernanza Pública de la OCDE, Marcos Bonturi, el estudio denominado “Oficinas de Integridad Institucional en el Perú. Hacia la implementación de un Sistema de Integridad”.

El documento aborda las funciones y el diseño organizacional de las oficinas de integridad institucional como aspectos esenciales para el desarrollo de un Sistema de Integridad en el sector público.

El acto contó, además, con la presencia del presidente del Consejo de Ministros, Salvador del Solar, y la participación del ministro de Relaciones Exteriores, Néstor Popolizio, la secretaria de Integridad Pública de la Presidencia del Consejo de Ministros, Susana Silva Hasembank y el embajador de Alemania, Stefan Herzberg.

Como se recuerda, con la aprobación del Plan Nacional de Integridad y Lucha contra la Corrupción se estableció un Modelo de Integridad para facilitar a las entidades públicas una estructura de prevención de la corrupción y otras prácticas cuestionables.

De modo similar al compliance aplicado en el ámbito privado, el Modelo de Integridad para el sector público tiene un enfoque netamente preventivo, centrado en la gestión de riesgos y la adopción de medidas de cumplimiento (códigos de conducta, políticas para evitar los conflictos de interés, políticas de relacionamiento con proveedores y usuarios, transparencia, mecanismos de control, canales de denuncia, etc.).

Al respecto, la OCDE ha destacado la existencia de unidades anticorrupción y de ética en los ministerios, organismos y empresas públicas, recomendando trabajar en su estandarización, pues, en algunos casos, cuentan con modelos de referencia distintos y diferentes atribuciones.

Por ello, el estudio analiza la normativa peruana y plantea recomendaciones para organizar el trabajo de las oficinas de integridad institucional, lo que permitirá la aplicación efectiva del Modelo de Integridad en todo el aparato público.

“Este documento representa un insumo valioso en las tareas que venimos realizando para implementar de manera ordenada la función de integridad en las entidades del sector público. Ello permitirá orientar a los servidores en sus dilemas éticos, proponer acciones de integridad en la planificación estratégica, implementar y articular medidas de cumplimiento y vigilar que las denuncias por corrupción o faltas éticas se procesen oportunamente”, señaló Susana Silva Hasembank, secretaria de Integridad Pública.

El estudio —elaborado por la Dirección de Gobernanza Pública de la OCDE con el apoyo de la Cooperación Alemana para el Desarrollo implementada por GIZ— propone, además, consolidar el rol de la Secretaría de Integridad Pública de la Presidencia del Consejo de Ministros como articulador y aliado de dichas oficinas para el desarrollo de un Sistema de Integridad eficaz y coherente.

La Secretaría de Integridad Pública, en su calidad de órgano rector de la Política de Integridad y Lucha contra la Corrupción, próximamente desplegará un conjunto de acciones como la aprobación de una directiva para la orientar la implementación de la función de integridad, un índice para medir el nivel de implementación del modelo de integridad en las entidades públicas. Asimismo, viene trabajando en un proyecto de Ley para la creación del Sistema Funcional de Integridad Pública.

Tras la entrega del estudio en Palacio de Gobierno, hoy se realizará un Foro en la Cámara de Comercio de Lima con participación de representantes de la OCDE y especialistas en temas de integridad, ética y lucha contra la corrupción para conocer los alcances de este importante documento.

El fortalecimiento de la integridad en nuestro país forma parte de las medidas implementadas por el gobierno, para alinear los niveles de gobernanza pública a los estándares y recomendaciones de la OCDE, como parte de su proceso de incorporación a este importante grupo de cooperación internacional.

Oficina de Prensa e Imagen Institucional.

29 de marzo de 2019 – 9:33 a.m.