Gobierno impulsa restablecimiento del diálogo con comunidades de la zona de influencia de Las Bambas

Desde el Ejecutivo se viene trabajando con el propósito de restablecer el diálogo que permita, en primer lugar, levantar el bloqueo que afecta, desde el 4 de febrero, al Corredor Vial Apurímac-Cusco-Arequipa.

En ese sentido, un equipo multisectorial del Ejecutivo, encabezado por el ministro de Energía y Minas, Francisco Ísmodes, y el viceministro de Gobernanza Territorial de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), Raúl Molina, viajó hoy a la ciudad de Cusco para sostener reuniones con diversas autoridades regionales. El principal objetivo de esta comitiva es convocar a todos los involucrados en este conflicto: comuneros, empresa minera y autoridades, a fin de conducir un diálogo sin violencia.

“Por parte del Gobierno, seremos y somos perseverantes en retomar y mantener el diálogo que nos lleve a recuperar y mantener la paz social con los hermanos de Chumbivilcas y Fuerabamba. Con ese objetivo estamos hoy acá”, resaltó Ísmodes. El titular de Energía y Minas fue enfático al señalar que el Ejecutivo también está conversando con la empresa para evaluar el nivel de cumplimiento de los acuerdos previos que tuvo con las comunidades aledañas.

De otro lado, las autoridades manifestaron que las detenciones realizadas en los últimos días obedecen a un mandato judicial producto de una solicitud fiscal, donde el Ejecutivo no tiene injerencia, por lo que invocaron a esperar el resultado de las investigaciones sin perder de vista el problema central. Por su parte, el viceministro, Raúl Molina, aseguró que el Ejecutivo no tuvo participación alguna en la captura del dirigente de Fuerabamba, Gregorio Rojas, y que desde la procuraduría del Estado se viene realizando el seguimiento del caso.

Además de estas acciones, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones ha iniciado un estudio técnico para determinar el monto que le corresponde a las comunidades de la zona por el terreno de la vía que encuentra bloqueada de manera ilegal, situación que viene causando graves perjuicios a la economía de la región y del país.

Cabe recordar que la actividad de la minera Las Bambas genera, por concepto de regalías, 8 millones de dólares mensuales (26.5 millones de soles) que benefician de manera directa a las 83 municipalidades de la región Apurímac y al propio gobierno regional. El bloqueo de la vía ha imposibilitado este pago durante los meses de febrero y marzo, perjudicando a las más de 450 mil personas.

La PCM y el Ministerio de Energía y Minas reiteraron la predisposición del Gobierno de retomar un diálogo directo entre las comunidades y la empresa minera, para lo cual, previamente, se debe liberar la carretera, pues ningún reclamo social justifica ir en contra del ordenamiento legal limitando el libre tránsito en una vía pública.

Finalmente, Molina señaló que el Ejecutivo tiene la confianza de que pronto se encontrarán puntos de acuerdo entre todos los involucrados, logrando así la solución a este conflicto. “Nuestro propósito es recuperar la situación de paz y tranquilidad en la provincia de Cotabambas. Este es un compromiso que todos debemos asumir y el Ejecutivo es firme en ello”, concluyó.

Oficina de Prensa e Imagen Institucional.

23 de marzo de 2019 – 8:07 p.m.