Ana Jara: “Solo con la inversión privada podremos reducir la pobreza”

ana_jara_01
  • La Presidenta del Consejo de Ministros recalcó que esposa de Ollanta Humala no será candidata a la presidencia en los próximos comicios generales

Su cercanía a la pareja presidencial, especialmente a la primera dama, hace que un sector político considere que usted será una primera ministra manejable, dirigible…

El presidente Ollanta Humala me convocó para realizar gestión pública al interior del Ejecutivo. Quería una participación más activa a través de un vocero político que representase la voz del gobierno después de él y yo reunía ese perfil. En mi condición de congresista podía mejorar las relaciones con el Legislativo. Me designa por esos motivos y a ello me abocaré el tiempo que dure su confianza.

Su cercanía y amistad con Nadine Heredia es evidente.

Ahora soy la presidenta del Consejo de Ministros de todos los peruanos y peruanas. Mi militancia, las políticas partidarias, corren por cuerdas separadas.

Usted dijo que el Perú no estaba preparado para una primera dama como Nadine Heredia…

La estima personal y la consideración hacia la presidenta del Partido Nacionalista (PN) se mantienen intactas. Mi trabajo es desde el Ejecutivo, coordinando con los ministros y el presidente. Será este el que certifique el compromiso asumido con la ciudadanía y con el Congreso.

¿Será autónoma, mantendrá independencia?

La he tenido, más allá de la defensa que hice de la señora Nadine Heredia y también de otras personalidades. Pero en mi gestión mantuve la independencia. Nunca recibí un solo tarjetazo…

¿Despachó con la primera dama?

Nunca. Desde el Ministerio de la Mujer promovimos políticas sociales y para ello convocábamos a la señora Heredia. El despacho de la gestión gubernamental fue exclusivamente con el presidente y ahora es casi a diario. Para vincularnos con otros líderes y tender puentes de diálogo. Mi primera llamada fue a Luis Bedoya Reyes. Coordinaré con los líderes políticos que tienen representación en el Congreso y con los demás poderes del Estado donde el Ejecutivo deba hacer de bisagra.

Al ser Heredia presidenta del Partido Nacionalista (PN), se dijo que los temas parlamentarios se coordinaban con ella.

Pero no solo con la señora Heredia sino con los demás líderes de las bancadas. Lo haré con [Luis] Castañeda, con Raúl Castro, con todos los presidentes y secretarios generales de los partidos políticos y, por supuesto, con los voceros de las bancadas.

¿Es necesario que Heredia esté en las actividades ministeriales? ¿Para qué están los ministros?

El ministro lidera y es responsable de su cartera. Las apariciones de la señora Heredia son para las políticas sociales. Jamás hubo interferencia en el despacho.

¿Ella ya no participará en las actividades de los ministros?

La presidenta del PN no tendrá que ver con la gestión de las políticas de gobierno. Seguramente la necesitaremos –al igual que con los presidentes regionales, personalidades de la zona, intelectuales– para reforzar las políticas sociales. Ese será su espacio, el espacio de gestión es del presidente y sus ministros.

¿Políticas sociales significan las carteras de Agricultura, Midis, Mujer, Trabajo…?

No tenemos una consigna de que ella tiene que estar necesariamente. Si el ministro considera que se debe fortalecer la publicidad de las políticas sociales es posible que se convoque a ella o a otros líderes. Desde que asumió la presidencia del nacionalismo ella mantuvo un perfil bajo en el accionar del Ejecutivo. No hay motivo para que esta situación se revierta.

La oposición le exige, para darle el voto de confianza, que diga ante el Congreso que la ley impide la postulación de Heredia el 2016. ¿Lo hará?

Lo he dicho siempre y también la presidenta del partido lo ha descartado. Si la representación nacional necesita políticamente escuchar esto que ya se dijo, así lo haré, a la par de explicar nuestros planes de gobierno.

La ley le impide postular en el 2016?

Sí. La ley es clarísima. La Constitución es la ley marco, existen leyes especiales que reglamentan su accionar, entre ellas la que no permite postular de manera inmediata a los parientes ni a la esposa del presidente.

¿El caso del congresista Marco Falconí no sería un globo de ensayo? Qué nos garantiza que en un año Heredia no cambie de opinión, como lo hizo Susana Villarán?

¿Por qué no creerle? ¿Qué acto de gobierno se ha expedido en ese sentido, que avizore un cambio de reglas de juego en materia electoral? Ese congresista no es nacionalista y el cargo es irrenunciable.

¿Quién garantiza que Heredia no pueda presentar su candidatura y dejar que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) decida, o plantear una medida cautelar como Falconí?

Como vocera oficial del gobierno, primera ministra, me reafirmo en lo señalado por mí, por voceros del nacionalismo, por la propia señora Heredia, ella no será candidata a la presidencia en el 2016. No se interpondrán recursos legales ni iniciativas legislativas en ese sentido. En el partido no hemos recibido instrucciones para declarar lo contrario…

Omar Chehade dijo que sí…

Es una declaración a título personal.

El problema es que no le creen.

Hasta hoy no hemos tenido una iniciativa, un acto de gobierno en ese sentido. Nos ratificaremos en ello las veces necesarias. Esto enrarece el panorama político, genera inestabilidad y puede retrasar la inversión extranjera. Hay más puntos de agenda, le estamos haciendo la comparsa a quienes quieren que este gobierno fracase. Pero también fracasa el Perú, el combate contra la pobreza y el crecimiento. No entendemos la desconfianza.

Se afirma que hubo consultas a juristas sobre la postulación de Heredia…

Cordialmente invito a que se presenten pruebas, qué estudios, qué abogados han sido consultados. Eso no existe.

¿Le molesta esto?

No. Yo estoy aquí para absolver cualquier duda que tenga la clase política. Pretendo tender puentes para lograr las metas que nos fijamos para el 2016.

¿Con qué líderes políticos ha conversado para el voto de confianza?

He tenido gestos de acercamiento con Luis Bedoya Reyes, he hecho las coordinaciones para reunirme con Lourdes Flores. Estoy solicitando una cita oficial con Raúl Castro, presidente del PPC. He quedado en reunirme con los voceros de las bancadas para conocer sus puntos de vista. Tuve gestos de acercamiento en el Culto Evangélico con Keiko Fujimori. Hubo receptividad de su parte…

¿Es decir?

Le pedía que el control político, la crítica, corra por cuerdas separadas porque se necesitaba avanzar como gobierno y mejorar así las condiciones de los peruanos. Me escuchó, no hubo una respuesta negativa. Lo considero un encuentro positivo. Hablé con Humberto Lay, con Luis Thais, con Mauricio Mulder y líderes de otras bancadas.

¿Se reunirá con Alan García?

Como presidente del Apra no habría problema en reunirme. Él tiene la experiencia de dos gobiernos y su opinión es valedera. Si él tuviera la voluntad de reunirse con la primera ministra, no tendría ningún problema. Lo gestionaré. Lo vi en el culto, le hablé a título personal que, como cristiana,   la ceremonia era importante para mí, él la incorporó dentro del programa oficial de Fiestas Patrias. No hubo tiempo para más.

¿Hay un mal enquistamiento, una persecución contra Alan García?

Hay democracia plena. El control político lo hacen los poderes correspondientes, el Ejecutivo no participa. Nuestro trabajo es la gestión pública.

El fallo judicial debe ser respetado por el Congreso.

Como vocera del Ejecutivo tengo que respetar los fallos judiciales, están para cumplirlos. Hay mecanismos para la doble instancia.

¿Está segura de que obtendrá el voto de confianza?

Sí. Formo parte del Legislativo y conozco el grado de responsabilidad de la clase política que lo integra. Tengo gran respeto por mis colegas y ellos también hacia mí. El voto de confianza no será un cheque en blanco. Los ministros han acudido 240 veces para el control político. Al pleno fueron 19 veces y 106 o más a las comisiones.

¿Conversará con los congresistas nacionalistas que se fueron a otra bancada?

Sí, por supuesto, los conozco, son personas comprometidas con el país. En todo lo que sea mejorar la condición de vida de los peruanos apoyarán. Los considero mis amigos. Hay que mejorar los mecanismos de diálogo, no se descarta que ellos regresen a la bancada nacionalista.

¿Hubo un mal manejo partidario?

No lo he sentido, siempre fui informada. Hubo tres sesiones de cinco horas, dos con el presidente Humala y una con el directivo portavoz en el Congreso. En una reunión estuvo presente la señora Heredia, junto con el presidente fundador del partido. Muchos parlamentarios estaban en su región. Hubo tres cuartos de la asistencia.

Los disidentes nacionalistas piden que Nadine Heredia anuncie que no postulará.

Ella ya deslindó con este tema. Le correré traslado sobre la petición de esa bancada.

El comité ejecutivo nacional del PN debería decir que Heredia no postulará…

Tienen que verlo ellos, no soy vocero del partido.

Se calificó el discurso presidencial del 28 de julio como populista.

Hemos explicado nuestra estrategia de crecimiento a la ciudadanía. Nuestras metas son responsables y serias. Las calificadoras de riesgo señalan que nuestra economía es sólida y que el discurso del presidente asegura el incremento de las inversiones, no ven un atisbo de populismo, la crítica hubiera sido ácida.

La inversión privada se ha detenido…

Se han tomado medidas para dinamizar la inversión privada, solo a través de esta podremos generar crecimiento económico y reducir los índices de pobreza.

¿Quién es responsable del crecimiento de 4% para este año?

Son múltiples factores, externos e internos, estamos articulando acciones para reducir los costos productivos, mejorar la competitividad del país y tenemos un plan de diversificación productiva. El milagro peruano continúa.

¿Se perdió tiempo con la ‘reelección conyugal’?

Nosotros hemos trabajado desde el saque. Por eso el Perú es un polo de inversiones seguro. Tenemos Las Bambas, el gasoducto del sur. En el 2015 recuperaremos una tasa de crecimiento no menor de 6%. Este año será no menor de 4%.

¿Interviene en el tema económico o se lo deja al Ministerio de Economía?

Cuando se toman decisiones que comprometen políticas de Estado lo debatimos. Tengo poco tiempo, pero hemos despachado con el ministro de Economía. Hemos debatido algunas normas necesarias de adoptarse, otras que no es conveniente que se den vía decretos de urgencia sino por el Congreso.

¿Son 81 días de huelga médica, mediará usted?

Para evitar la polarización pedimos la participación del padre [Gastón] Garatea. Estoy escuchando, tengo que empoderar a la ministra de Salud. Tengo entendido que estamos próximos al levantamiento de la huelga. Ayer se levantó la huelga de enfermeras de Essalud.

En Educación no hay más escuelas…

Nos abocamos a la reforma educativa…

¿Un fracaso? No hay evaluación ni capacitación a los maestros.

Mañana hay evaluación a los directores. Todavía no termina el gobierno, teníamos que hacer la reforma primero. Este Gabinete acelerará el cierre de esta brecha, también en salud, a través de las asociaciones público-privadas. Lo detallaremos en el Congreso.

El nuevo Hospital del Niño está abandonado…

Mi estilo es resolver. Ese hospital tiene que funcionar al 100%. Tenga mi palabra y suscríbalo así en El Comercio.

¿Se equivocó al afirmar que Marisol Espinoza debió decir que no postularía al Congreso? Hay una frialdad entre ustedes, ¿no?

De mi parte, el mayor de los respetos y aprecio por la vicepresidenta de la República y lideresa de Gana Perú, que es Marisol Espinoza. Cuando el presidente viaje tendré que coordinar con ella, siempre con la altura y respeto que ha habido entre las dos.

Ella le dijo: “Respetos guardan respetos”.

Ella tendrá que explicarlo. No fui dura con ella, me referí a una coyuntura y señalé tiempos.

¿Cómo quiere que la recuerden?

Por ser la tercera mujer primera ministra y venir de provincia –soy iqueña–. Es todo un reto y una enorme responsabilidad. Quiero que me recuerden por presidir un Gabinete que fortaleció la confianza y el crecimiento económico, y redujo la pobreza.

¿El presidente Ollanta Humana dará su testimonio ante la comisión sobre López Meneses?

El presidente es inimputable, no puede ser investigado. No existe alguna prueba que lo vincule.

¿El gobierno respalda las bodas gays?

El Legislativo decide. Ningún peruano debe ser discriminado por nada. La Constitución lo dice y somos una sociedad moderna e inclusiva.

Clic para ver la entrevista en El Comercio