Ejecutivo solicita facultades extraordinarias al Congreso para impulsar Reforma del Sistema de Salud Pública

Ministerio_de_Salud
  • En 120 días se legislará reforma integral del sector, que comprende reorganización del Ministerio de Salud, modernización del sistema y gestión de inversiones.
  • Se extenderá la cobertura de protección para garantizar acceso universal a los servicios de salud.
  • Las políticas de remuneraciones serán ajustadas, según la propuesta de la Comisión Multisectorial y los acuerdos alcanzados con el gremio médico.

Con el objetivo de hacer realidad la reforma de la salud ofrecida al país por el gobierno del Presidente Ollanta Humala, el Ejecutivo envió hoy al Congreso de la República un proyecto que le otorga facultades extraordinarias para promulgar decretos legislativos para una Reforma Integral del Sector Salud.

El proyecto de norma señala que son seis las materias que compondrán la reforma: Primero, se considera la reorganización de la estructura del Ministerio de Salud y sus organismos conexos. En segundo lugar, la modernización del sistema de salud para contar con servicios efectivos y oportunos.

En  tercer lugar, se propone contar con una estructura de inversiones y planificación moderna y oportuna. En cuarto lugar, una nueva política de remuneraciones integral, principalmente a propuesta de la Comisión Intersectorial creada para este fin, según los acuerdos con los gremios y el marco presupuestal.  Además, se plantea la extensión de la cobertura del sistema, para asegurar la universalidad de los servicios de salud, y, finalmente, el fortalecimiento financiero del sector.

Esta reforma busca cubrir el alto déficit de personal médico e infraestructura en el sistema de salud, que se traduce en una demanda de servicios insatisfecha. Esta situación se hace más apremiante ante la necesidad de dar cobertura a una estructura de servicios universal, tanto en los tradicionales como en nuevas metodologías de cobertura que también deben diseñarse e implementarse.

También se requiere una nueva estructura remunerativa, la que, adecuándose al marco definido por el presupuesto asignado, cuente con la flexibilidad necesaria para dar consideración a la meritocracia, saliendo del estancamiento remunerativo que las carencias del actual sistema ha causado.

Esta propuesta constituye un paso más en la reforma del Estado emprendida por el Gobierno, la que a la fecha ya ha impulsado mejoras en las áreas tributaria, previsional, educación, Fuerzas Armadas y seguridad ciudadana, entre otras. 

Lima, 26 de Junio de 2013

Oficina de Prensa e Imagen Institucional